martes, 19 de octubre de 2010

immensity.

Al meter la cabeza bajo el agua, sumergirla en la piscina o en la bañera repleta. Es entonces cuando aparece ese sonido, extraño pero tan necesario; el canto de la inmensidad, de un todo que no comprendes, pero que escucharlo te tranquiliza porque te llama. Aunque no te llama a ti, no a todo tu “yo” al menos, atrae y reclama tu esencia, eso que quizá algunos denominen alma. Y no lo puedes evitar, jamás serás capaz de traerte de vuelva a tu cabeza material, no hasta que la inmensidad te suelte, sólo entonces, cuando ella quiera, será el momento en el que saques la cabeza del agua y sientas algo extraño dentro de ti, algo como que de alguna forma, estás menos contaminado.

La boîte.


8 comentarios:

  1. me ha encantado el texto, pero sinceramente la foto se supera !
    Me encanta el efecto que le has dado! Yo para los retoques soy super sencilla porque me cuesta bastante! jajajaja
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el texto..bueno, y los démas :)
    Te sigo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el texto! y guapisima en la foto:)
    nos gusta tu blooooooooooog, xxx

    ResponderEliminar
  4. ME ENCANTA :)
    Por cierto, he visto que tienes una tortuga en las fotos...me encantan! es el animal que mas amo del mundo *-*

    ResponderEliminar
  5. muchaas graciaaas!!! ^^

    Большое спасибо !!

    ResponderEliminar
  6. Buuf.. me encanta tu blog!
    Como consiges esos efectos? :)
    Muaaaak!

    ResponderEliminar

Graciaaas por dejar su comentario :)